jueves, 3 de marzo de 2016

Tomás Mejía, general conservador, biografía

Por José Omar Tinajero Morales
Lic. en etnohistoria, ENAH

Uno de los generales que fue reconocido tanto por conservadores como liberales como un hombre de principios, honestidad y firme religiosidad fue Tomás Mejía. Era indígena otomí, algunos autores dicen que  nacio en Pinal de Amoles, en la Sierra Gorda de Querétaro, otros comentan que era de Tierra Blanca, Guanajuato, el 17 de septiembre del año de 1820. Su ejemplo muestra que con tenacidad se puede alcanzar el éxito, independientemente de las condiciones del entorno en donde se vive.

En 1841 era ya alférez. Participó en batallas de 1847 contra los estadounidenses, en especial en la batalla de La Angostura, la historiografía oficial hace caso omiso de estos pasajes, de un hombre que fue patriota y defendió su territorio.

En la Sierra Gorda luchó bajo el lema de: Libertad y Guerra al Invasor" durante 1848. Mientras que Eleuterio Quiroz estaba a favor de los estadounidenses. En octubre  Mejía aprehendió a Quiroz y lo mandó a fusilar en diciembre.

El presidente Santa Anna en 1853 erigió el territorio de Sierra Gorda, que era el bastión de Mejía.

En 1855, Tomás Mejía  defendió el Plan de Tolimán, que se oponía a las leyes liberales y su ema era: "Religión y Fueros..

Durante la Guerra de Reforma  o de los Tres Años, estuvo bajo las órdenes del general Luis Osollo, teniendo participación en Puerto de Carretas, Silao, Salamanca y Tampico. Obtuvo el grado de general de brigada. Defendió la ciudad de México del 23 de marzo al 17 de abril de 1859, por lo que fue ascendido a general de división.

Tomás Mejía ocupó Ríoverde, hizo prisionero a Mariano Escobedo. Mejía se refugió en la Sierra Gorda al triunfar las fuerzas de Benito Juárez, debido a las batallas de Silao y Calpulalpan.

Cuando llegaron los franceses Mejía dudó en apoyar a los franceses, pero comprendió que era tal vez la última oportunidad de enfrentarse al avance estadounidense, decidió estar al lado del imperio.

Apoyó al emperador Maximiliano obteniendo victorias en San Luis Potosí, 1863 y en Matehuala en 1865. Defendió el puerto de Tampico. Maximiliano y los conservadores decidieron luchar en Querétaro para tener como retaguardia la Sierra Gorda, el bastión de Mejía.

Estuvo en la ciudad de Querétaro que fue tomada por los liberales el 15 de mayo de 1867. Se le hizo un jucio y se  le sentenciò a pena de muerte, el 19 de junio de ese año fue fusilado en el cerro de Las Campanas.

Antes de morir no pronunció ninguna palabra, simplemente sostuvo su crucifijo, razón por la cual había luchado toda su vida. Su tumba muy humilde se encuentra en el panteón de San Fernando de la ciudad de México.

Si deseas tomar los cursos online de de Historia de México, haz clic en la imagen:



Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario