lunes, 25 de marzo de 2019

Camilo Torres Restrepo el carisma de la revolución

Por José Omar Tinajero Morales

Si analizamos la vida de Cristo, uno de los carismas que tuvo fue el del revolucionario, sus ideas vinieron a ser más exigentes que las costumbres de su tiempo. Su revolución se dio en el marco de la fe, las ideas y la acción. Siempre hizo énfasis en la pobreza y en la opción de los pobres. En Cristo se advierte su misericordia, es decir, sentir con el corazón las miserias propias y de los otros. Jesús fue tan revolucionario que si analizamos fríamente la historia, su martirio y muerte se debieron precisamente a que vino poner el dedo en la llaga y a decirle a los fariseos que la ley es para servir a los hombres y no al revés. Cristo criticó la apatía, la tibieza, la inacción, el seguimiento de tradiciones de forma mecánica y profetizó que regresaría triunfante en la Parusía. Las ideas revolucionarias de Cristo fueron la base para que lo juzgaran los judíos y lo crucificaran.

Posteriormente se estudiamos a las primeras comunidades cristianas y las obras de los Padres de la Iglesia como san Basilio, san Gregorio de Nacienceno y san Gregorio de Nisa, se observa que tuvieron una idea muy clara de la vida en común, de compartir lo que se tenía al grado de no necesitar de propiedad individual. También se leen textos en que se hace énfasis en apoyar a los pobres, a los enfermos y a los desvalidos. Muchas de esas obras de los Padres de la Iglesia, incluso hacen palidecer a Marx.

Posteriormente cuando los españoles llegaron a América, los frailes dominicos, hicieron una defensa de los derechos de los indígenas, que se puede considerar un anteceente de lo que hoy llamamos los derechos humanos. La voz revolucionaria de fray Pedro de Córdoba, fray Antón de Montesinos, fray Domingo de Betanzos, fray Francisco ve Vioria y fray Bartolomé de las Casas, sonó por todo el mundo pidiendo un mejor trato a los naturales. Sus ideas incluso se conservaron y fueron fuentes de inspiración para liberar América, como lo muestran fray Servando Teresa de Mier o Simón Bolívar.

En el siglo XX, un joven colombiano, sintió la vocación de ser sacerdote, por lo que muchas veces pensó en seguir el ejemplo de fray Bartolomé de las Casas y ser dominico. Al final de cuentas optó por ser sacerdote secular, su nombre Camilo Torres Restrepo.

Fue capellán de estudiantes en Bogotá, fue líder de la juventud estudiosa, siempre mostró en sus palabras y acciones la idea de servir y ayudar a los pobres. Camilo Torres había nacido el 3  de febrero de 1929 en Bogotá, en una familia de altos recursos, por lo que pudo estudiar. Ingresó en la carrera de derecho, pero luego encaminó sus pasos al seminario.

Estudio Sociología en Lovaina de 1956 a 1958, lo que le permitió conocer las teorías de las ciencias sociales para comprender la realidad colombiana y americana. El enlace de la vida religiosa y la sociología, lo llevó a seguir el carisma del Cristo revolucionario. En primera instancia trabajó desde la trinchera del sacerdocio para buscar mejores condiciones de vida de los jóvenes y los pobres.

En 1964 participó en el Segundo Congreso Internacional Pro Mundi Vita en Lovaina, donde participó con el trabajo: Programación económica y exigencias apostólicas"  donde habló de la importancia de la planificación.

El sociólogo lo lleva a comprender que la oligarquía ha hecho las leyes a su favor y que sólo por la buena voluntad no dejarán el poder, por lo que el camino para lograr un mundo más justo era por medio de la revolución. La sociología, lo lleva también a criticar a los católicos que sólo se conforman con seguir las tradiciones y que se quedan en el plano de lo abstracto. Torres siguió las ideas de San  Felipe que decía que la fe era sólo fecunda y válida con las obras. El católico debería ser un hombre de fe y de acción, que proyectara su amor y caridad en los más necesitados.


El político surge cuando decidió buscar la unión de la oposición, por medio de la Plataforma por un Movimiento de Unidad Popular   que él había escrito en 1965. La agrupación que formó para extender la plataforma se llamó: Frente Unido del Pueblo Colombiano.  Sin embargo, se percató de que el divisionismo se imponía. Esto le provocó una gran tristeza y fue una de las causas que lo llevó a confirmar su idea de que sólo por la forma armada se podría llegar al poder para mejorar las condiciones de vida de los pobres.

Desde el 24 de junio había pedido al obispo de Bogotá que fuera reducido al estado laical, para poder seguir con su labor a favor de la revolución. 

Camilo decidió ingresar al guerrilla con el Ejército de Liberación Nacional, porque dijo era la organización que más  se empalmaba con sus ideales. Torres Restrepó murió asesinado en su primera participación militar el 15 de febrero de 1966.

Camilo Arriaga fue un personaje de distintos matices, al ser sacerdote, sociólogo, político y guerrillero. Una actividad lo llevó a la otra y en la última encontró otra forma de asemejarse al Cristo revolucionario al seguir el camino de la Cruz, del sacrificio y de la muerte, ofrendando su vida para los pobres. 



Síguenos en Twitter: @Histormex 

Moraleja para emprendedores:  Camilo Torres Restrepo enseñó la importancia de planficar y de contar con una plataforma que fuera la guía para cumplir los objetivos. Eso implicaba el conocimiento de la realidad por medio de las ciencias sociales.


 ¡Atención!




Se pone a consideración del lector el ebook Histormex I que  toca los temas:


  1. Introducción a la Historia.
  2. Mesoamérica
  3. La Nueva España
  4. La independencia de México.

Es un ebook que puede ser de utilidad  en la preparación de tareas y exámenes a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de la asignatura de Historia de México, también puede ser un importante auxiliar al docente para la preparación de sus clases.

Haz clic en el botón comprar el ebook en formato pdf tiene un precio de $150 y lo puedes pagar por el seguro sistema de PayPal. Una vez realizado el pago escríbenos a histormex@yahoo.com.mx  y te enviaremos el ebook a la cuenta de correo electrónico que nos indiques.




Los ebooks ayudan a conservar el medio ambiente al a no emplear papel, ni tinta ayúdanos a conservar la ecología. Compra ebooks.

Gracias por tu preferencia

domingo, 24 de marzo de 2019

Álvaro Obregón, biografía

Por José Omar Tinajero Morales
Etnohistoriador por la ENAH

En la Revolución Mexicana, los triunfadores fueron los sonorenses y entre ellos figuró Álvaro Obregón.  Un hombre que desde niño estuvo marcado por la muerte, al quedar huerfano de padre y madre. Después su primera esposa moriría al intentar dar a luz a su tercer hijo. Sin embargo, estas situaciones complejas sólo forjaron su caracter y se convirtió en un hombre de negocios, que fue adquiriendo tierra para su hacienda a la que denominó como la "Quinta Chilla".

Fue uno de los pequeños propietarios de la sociedad de Huatabampo, Sonora, surgido del Porfiriato. Había nacido en 1890, en Álamos Sonora, pero desde niño vivió en Huatabampo, donde fue adquiriendo un importante capital social que le permitió ser hombre de negocios y luego pasó a la política, fue candidato antirreleccionistas en Huatabampo, ganando la presidencia municipal.

Francisco I. Madero cometió varios errores al llegar a la presidencia, perdió de vista a las clases populares, pensó que sólo la política en concreto la democracia era suficiente para lograr mejores condiciones del país y desdeñó a personajes claves como Emiliano Zapata y Pascual Orozco. Todo esto produjo una serie de revueltas, tanto en Chihuahua como en Morelos.

Obregón saltó del terreno polítco al militar, tuvo un genio innato, que lo hizo cosechar triunfos muy sonados, empezó con formar un batallón que trasladó de Sonora a Chihuahua para enfrentarse a Orozco. Estuvieron al mando del general Sanguinés y puso a Obregón a cargo de la caballería. El 31 de julio de 1912 obtuvo su primer triunfo ante las fuerzas orozquistas y logró recpaturar artillería. El 31 de agosto en El Sabinal conoció a Victoriano Huerta, en ese momento no se dieron cuenta de que se volverían encontrar pero en diferentes frentes.

Victoriano Huerta traicionó a Francisco I. Madero, en lo que se ha llamado la Decena Trágica. Huerta hizo alianzas con el embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson, con el sobrino de Porfirio Díaz, Félix Díaz y con el general Bernardo Reyes. Huerta mandó a asesinar a Madero y a José María Pino Suárez.  Obligó a Pedro Lascurain a nombrarlo secretario de relaciones exteriores y en 45 minutos renunció, siendo el presidente de México que menos estuvo en el poder. Victoriano Huerta quedó como presidente de México.

En ese momento se dio un conflicto, algunos gobernadores veían con buenos ojos a Huerta y otros no lo reconocieron. El gobernador de Sonora, Maytorena, ante la presión decidió mejor pedir licencia. Quedó en su lugar Ignacio Pesqueira, que no reconoció a Huerta.

El 26 de marzo  de 1813, Jacinto B. Treviño y otros miliares firmaron el Plan de Guadalupe contra Victoriano Huerta, se reconoció a Venustiano Carranza como Jefe del Ejército Constitucionalista.

Carranza inició su campaña militar en el norte del país y fueron despuntando tres presonajes en sus filas: Pablo González, Francisco Villa y Álvaro Obregón. Villa era más carismático entre el pueblo, por lo que Carranza siempre lo vio con recelo.

Don Venustiano se fue inclinando poco a poco por Álvaro Obregón a quien le confió tomar las ciudad de México, para eso tuvo que ir ganando diferentes localidades por el occidente del país. Mientras que Villa se fue haciendo de poder en Chihuahua, donde llegó a ser gobernador.

Francisco Villa decidió tomar Zacatecas, para lo cual desobedeció a Carranza. Villa se unió al general Pánfilo Natera y vencieron a las tropas federales. Zacatecas fue tomada el 23 de junio de 1914. Esto le facilitó a Obregón a llegar al centro de México. Ante este panorama Victoriano Huerta renució a la presidencia el 8 de julio de 1914. 

Álvaro Obregón firmó los Tratados de Teoloyucan el 13 de agosto del mismo año, en  los cuales se definió como entrarían las fuerzas constitucionalistas a la capital.

Cuando parecía que la Revolución había triunfado se inició la Guerra de Facciones, que se inició al darse la Conveción de Aguascalientes, por un lado, apoyando a Carranza quedaron los Constitucionalistas y por el otro, los Convencionistas formados por zapatistas y villistas.

Obregón apoyó a Carranza y fue el baluarte que pudo vencer a Villa en Celaya y León, aunque perdió su brazo. En 1917, Obregón decidió alejarse momentáneamente de la polítca y se fue a su hacienda para impulsar su producción.

El 23 de abril de 1920, los sonorenses publicaron el Plan de Agua Prieta, desconociendo el gobierno de Carranza. El coahuilense moría en Tlaxcalantongo.

Quedó como presidente  Adolfo de la Huerta, quien en sus seis meses al frente logró pacificar al país, por ejemplo, Villa aceptó retirarse de la vida militar.

El campo estaba abierto y Obregón ganó a presidencia que asumió en diciembre de 1920.  Entre sus principales contribuciones como presidente fue que tomó en cuenta al destacado intelectual José Vasconcelos como primer secretario de la SEP, quien impulsó una red de escuelas rurales, apoyó el musralismo con la intención de crear identidad nacional. Promovió la reforma agraria, se unió con los zapatistas, se desarrolló la imagen de Zapata como un líder afín al socialismo. En Yucatán, Álvaro Obregón comentó que el socialismo era el ideal.

Entre sus errores se encuentran los Tratados de Bucarelí, que aceptó para que el gobierno estadounidense lo reconociera como presidente de México. Otros punto es que con Obregón se inició una serie de agresiones a la Iglesia Católica, perdiendo de vista que la mayoría de los mexicanos eran católicos.

Adolfo de la Huerta al enterarse de los Tratados de Bucarelí y de que el candidato de Obregón para la presidencia era Plutarco Elías Calles decidió lanzarse a las armas. Se inició la Rebelión Delahuertista que se fortaleció en  Tabasco, Veracruz y Yucatán.  Al final de cuentas venció Obregón y se llevaron a cabo elecciones que ganó Plutarco Elías Calles quien gobernaría de 1924 a 1928.

La intrasigencia de Calles llevó a la Guerra Cristera (1926 - 1929), en ese marco Obregón cometió otro error, hacer a un lado el pensamiento de Madero: "Sufragio efectivo no reelección". Se modificó la Constitución y se lanzó como candidato a la presidencia por segunda vez.

José de León Toral, siguiendo el ejemplo de la guerra sintética basada en el pasaje de Ruth y Holofernes, decidió asesinar a Obregón para evitar que se extendiera la persecución a los católicos. Un día que Obregón estaba en un desyuno en San Ángel, se le acercó Toral a hacerle un dibujo y en el momento que se lo  mostró, le disparó. Obregón murió, era el 17 de julio de 1928. 

Síguenos en Twitter: @Histormex 

Moraleja para emprendedores:  Obregón superó condiciones iniciales en contra y llegó a triunfar en el mundo de los negocios, en lo militar y en lo político. Obregón fue un estratega que siempre aprovechó las alianzas para construir y mantener el poder. Ser persevarante y no dejarse derrotar por las circustancias son sus enseñanzas para las personas que quieran triunfar.

 ¡Atención!

Te invitamos a recorrer la ciudad de México y a descubrir los misterios de su historia, contamos con paseos peatonales en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Más información en: histormex@yahoo.com.mx



Se pone a consideración del lector el ebook Histormex I que  toca los temas:


  1. Introducción a la Historia.
  2. Mesoamérica
  3. La Nueva España
  4. La independencia de México.

Es un ebook que puede ser de utilidad  en la preparación de tareas y exámenes a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de la asignatura de Historia de México, también puede ser un importante auxiliar al docente para la preparación de sus clases.

Haz clic en el botón comprar el ebook en formato pdf tiene un precio de $150 y lo puedes pagar por el seguro sistema de PayPal. Una vez realizado el pago escríbenos a histormex@yahoo.com.mx  y te enviaremos el ebook a la cuenta de correo electrónico que nos indiques.




Los ebooks ayudan a conservar el medio ambiente al a no emplear papel, ni tinta ayúdanos a conservar la ecología. Compra ebooks.

Gracias por tu preferencia

martes, 12 de marzo de 2019

Antonio López de Santa Anna líder pragmático


Especialista en Etnohistoria
Si se analiza la vida de Antonio López de Santa Anna desde el punto de vista del nacionalismo y del idealismo, definitivamente resulta mal parado.  Sin embargo, si se observa desde el enfoque pragmático, Santa Anna resulta un personaje sumamente interesante, que construyó un liderazgo carismático que le permitió tener el poder y ser once veces presidente de México.

Lo mismo lo llamaron los monárquicos que los republicanos; los centralistas que los federalistas; los conservadores y los liberales. Aún en sus momentos de más desprestigio, siempre era un referente cuando se necesitaba establecer orden.

Nació en Xalapa, Veracruz; el 21 de febrero de 1794, su padre era notario y su mamá era mujer de alta alcurnia. Durante su infancia y juventud vivió en Teziutlán y en el puerto de Veracruz. Debido a su conducta inquieta fue expulsado de la escuela y lo enviaron a estudiar con un tío que era párroco de La Antigua. Poco después quedó en el abandono, al ser acusado su tío de tener amoríos con mujeres. Para evitar vagabundeos, su padre deicidio que Antonio se pusiera a trabajar en una tienda de telas. Al sentir que esta no era su vocación pidió a su familia que lo dejaran entrar a el ejército.

Debido a la influencia de su mamá, Antonio era un hombre educado, vanidoso, le gustaba vestir bien. Además, era seductor y enamorado. El 6 de julio de 1810, ingresó como cadete, al ejército en el Regimiento Fijo de Veracruz. Al iniciarse la lucha por la independencia le tocó estar en las tropas realistas defendiendo Tampico, por sus méritos fue ascendido a teniente y luego a subteniente de fusileros. Posteriormente lo enviaron a Texas, donde obtuvo el grado de teniente de granaderos.

A su regreso a Veracruz, lo nombraron para combatir a Guadalupe Victoria. El insurgente se había ganado el cariño del pueblo y lo ovacionaban al llegar a algún poblado o incluso lo protegías. Santa Anna trató de vencerlo y en el fondo le tenía mucha envidia.

Después del regreso al trono en 1814, Fernando VII empezó a recobrar el control tanto en la península como en los virreinatos de América. Morelos, el principal líder de la insurgencia fue aprehendido y posteriormente fusilado en diciembre de 1815.  La llegada en 1816, a la Nueva España del virrey Juan Ruiz de Apocada, quien logró pacificar en buena medida la Nueva España. Esto produjo que el movimiento independentista se fuera reduciendo a ciertas regiones de difícil acceso y que siguieran la estrategia de guerra de guerrillas.

Santa Anna le presentó al virrey Apodaca un plan de pacificación de Veracruz, el cual le pareció muy acertado y lo autorizó ponerlo en práctica. Victoria había puesto una aduana en Cotaxtla, donde obtenía recursos para su movimiento. Santa Anna, lo atacó y venció en ese lugar, por lo que fue ascendido a capitán.

Victoria enfermó de epilepsia. Al enterarse de la derrota y muerte de Francisco Xavier Mina, Victoria optó por dispersar su tropa. En 1818 se refugió en cuevas, llevando una vida muy austera, por eso lo llamaban el “general cuevitas”, muchos lo daban por muerto.

En 1820, al darse la rebelión de Rafael de Riego, obligó a Fernando VII a jurar la Constitución de Cádiz que era de corte liberal. Esto produjo que la población quera principalmente conservadora, se opusiera. Las mismas filas realistas no vieron con buenos ojos la nueva constitución, por lo que un grupo de personas se juntaban a debatir el problema en la iglesia de la Profesa. Ahí surgió la figura de don Agustín de Iturbide, que al llegar al campo de batalla decidió buscar la alianza con el principal representante de la insurgencia: Vicente Guerrero, dándose un abrazo en Acatempan el 11 de febrero de 1821.

Iturbide lanzó el Plan de Iguala con sus tres garantías: religión, independencia y unión. Se creó un Ejército llamado Trigarante, que se formó de insurgentes y realistas. Iturbide lanzó una campaña epistolar para que los líderes regionales y militarse se adhirieran al Plan de Iguala. Santa Anna, vio que la balanza se inclinaba a favor de la independencia y optó por unirse al Ejército Trigarante.

Este nuevo orden provocó que los que eran rivales ahora fueran aliados y eso se observó en Veracruz entre Santa Anna y Victoria. El último virrey de la Nueva España fue don Juan O`Donojú llegó a Veracruz el 3 de agosto. Iturbide salió a encontrarlo en Córdoba, donde firmarían los Tratados de Córdoba, el 24 de agosto de 1821. Santa Anna los escoltó y vio la oportunidad de empezar a escalar en lo político.

El 27 de septiembre de 1821, se consumó la independencia de México. Santa Anna pensaba que le darían el grado de general, pero Iturbide, no lo tomó en cuenta. Este fue un error de Iturbide, que tendría una incidencia en su abdicación como emperador de México. Santa Anna se unió con Guerrero y Victoria para instaurar la república, por lo que proclamó el Plan de Casamata en febrero de 1823. Fue llamado Protector de la Libertad.

Durante el Triunvirato para mantenerlo lejos de su reducto de poder, esto es, Veracruz. Lo mandaron como comandante general de Yucatán y luego gobernador de la misma entidad. Hasta que Victoria le quitó el apoyó y lo destituyó.

El primer presidente de la república fue don Guadalupe Victoria, tomó posesión el 10 de octubre de 1824. Santa Anna se retiró un tiempo de la política y compró en Xalapa una hacienda llamada Manga de Clavo. En esa época las logias masónica se empezaron a disputar el poder del país, los escoceses eran encabezados por don Nicolás Bravo  y los Yorkinos eran liderados por Vicente Guerrero.

Los diferentes grupos masónicos se enfrentaron en Tulancingo en 1827. Guerrero venció fácilmente a Bravo. El hermano de Santa Anna había apoyado a los escoceses, por lo que lo exiliaron a Colombia, pero nunca llegó, el barco naufragó.

En la elección presidencial entre Manuel Gómez Pedraza y Vicente Guerrero, Santa Anna apoyó al segundo, que   perdió electoralmente Sólo por una revuelta logró la presidencia. Santa Anna fue relegado otra vez, porque se sospechaba que había apoyado a los escoceses.

Se reivindicó y regresó a la esfera del poder al enfrentarse a Isidro Barradas que tenía la misión de que México fuera otra vez de España. Los españoles se rindieron el 11 de septiembre de 1829. Santa Anna fue ascendido a general de división y el pueblo lo aclamó.

Vicente Guerrero fue declarado incapaz de gobernar y por una trampa fue aprehendido y luego fusilado el 14 de febrero de 1831. Santa Anna se rebeló contra Anastasio Bustamante y logró poner en la presidencia a Manuel Gómez Pedraza.  Con estos acontecimientos, Santa Anna quedaba en primer cuadro para acceder a la presidencia. En 1833 Santa Anna dejó en varias ocasiones a Valentín Gómez  Farías como presidente de México. Farías tenía como asesor e intelectual a don José María Luis Mora que buscaba implantar el liberalismo en México, lo que iba en contra del clero y el ejército.

La clase dominante le pidió a Santa Anna que expulsara del poder a Gómez Farías y que se derogaran las leyes radicales.

Santa Anna derogó la Constitución de 1824 para dar paso al centralismo, este fue el pretexto para que Texas buscara salirse de la república, al argumentar que, debido a su lejanía con la capital del país, quedarían marginados. En realidad, a los empresarios texanos no les gustaba que en México ya se había abolido la esclavitud.

Se organizó una expedición hacia el norte del país, que dirigió el mismo Santa Anna tuvo algunos triunfos como en El Álamo el 6 de marzo de 1836 y Goliad. En una ocasión las tropas mexicanas se quedaron dormidas y fueron atacados por los texanos. Santa Anna se escapó, pero fue encontrado y lo llevaron ante Houston. Con tal de salvar su vida, Santa Anna aceptó firmar los tratados de separación de Texas, el 14 de mayo de 1836 y el 21 de febrero de 1837, pudo regresar a Veracruz, donde, aunque usted no lo crea fue recibido como un héroe.

Se retiró un tiempo de la política, pero volvió a la pasarela, al defender a México en la guerra de los pasteles del año de 1838, donde perdió una pierna, que mandó a enterrar con honores. El 9 de marzo de 1839, se firmó la paz y México aceptó pagar la indemnización.

En 1841 regresó a la presidencia, sin embargo, no tuvo éxito en su gestión, sus enemigos se multiplicaron y no le quedó otra que el exilio en La Habana en 1845.

Con la llegada a la presidencia de los Estados Unidos de James. K. Polk que tenía como objetivos anexar Texas  y comprar a México: Alta California y Nuevo México. El presidente de México era José Joaquín de Herrera, que al saber los objetivos de Polk decidió romper relaciones con Estados Unidos.

El general Mariano Paredes Arrillaga  fue enviado a combatir a los estadounidenses, pero en vez de hacerlo, decidió en San Luis Potosí luchar contra Herrera para implantar la monarquía. Estados Unidos aprovechó la desunión de los mexicanos y eso le facilitaría el triunfo. La guerra se declaró oficialmente el 11 de mayo de 1846.

Diplomáticos estadounidenses se entrevistaron con Santa Anna en La Habana, lo convencieron de regresar a México. La idea era que primero acabara con Paredes y luego se dejara  ganar ante las fuerzas norteamericanas.

En septiembre regresó Santa Anna a México y en dicembre ya era presidente y Valentín Gómez Farías, vicepresidente. En ese momento se le ocurrió al segundo volver a poner leyes liberales, lo que ocasionó una rebelión en la ciudad de México, llamada de  los Polkos.

Las fuerzas norteamericanas se adentraban en San Ángel, Coyoacán y Churubusco. En Chapultepec, defendía la plaza Nicolás Bravo. El 13 de septiembre de 1847, los cadetes del Colegio Militar, dieron sus vidas ante el embate enemigo. El 16 de seotiembre se obligó a Santa Anna que renunciara. En su lugar quedó  Manuel de la Peña y Peña que firmaría el Tratado Guadalupe Hidalgo, con lo que México cedía: Nuevo México, Alta California y aceptaba la anexión de Texas a Estados Unidos. Los liberales querían que se anexara  todo México, pero a Estados Unidos, no le interesaba la parte donde había mucha población indígena.

Cuando se pensaba que Santa Anna estaba liquidado políticamente, fue llamado por los conservadores encabezados por don Lucas Alamán. Se abrío así el último período de gobierno del veracruzano, que se le conoció como la dictadura de Santa Anna de 1853 a 1855. Algunos de sus errores fue cobrar impuestos hasta por las ventanas y vendió a Estados Unidos, La Mesilla. Tal vez su mejor aportación en ese tiempo fue convocar un concurso para la creación del himno nacional que fue ganado por Francisco González Bocanegra y  Jaime Nunó.

La Revolución de Ayutla derrocó a Santa Anna, que se fue otra vez al exilio. Intentó regresar a la llegada de Maximiliano y después al triunfo de Juárez en 1867, pero ya no se le dio oportunidad por considerarlo peligroso. Entre 1866 a 1870 vivió en República Dominicana y en Las Bahamas. Fue hasta 1874, cuando el presidente Sebastián Lerdo de Tejada, decretó una amnistía y pudo volver a México. Santa Anna murió el 21 de junio de 1876, en una casa de la calle de  Vergara hoy Bolívar, número 14. Fue sepultado en el panteón de la Villa de Guadalupe.

Santa Anna siempre tuvo la agudeza para saber hacia donde se inclinaría el poder y buscaba hacerse presente. Trataba de aprovechar las oportunidades, por lo que buscaba tener información de primera mano sobre lo que acontecía en el país. Trataba de quedar como el héroe o salvador, como en la invasión de Barradas o en la guerra de los pasteles. Siempre fue un líder pragmático y en la vida política, muchas veces el pragmático vive de los idealistas.

Síguenos en Twitter: @Histormex 

Moraleja para emprendedores:  Santa Anna aplicó los principios de Maquiavelo, por eso  estuvo en las esferas del poder. Era pragmático, buscaba ser más temido que amado,  pensaba en grande, jugaba a ganar, siempre estuvo en pie de guerra, no confiaba ni en sus amigos, buscaba la manera de divertirse y siempre fue un seductor.

 ¡Atención!

Te invitamos a recorrer la ciudad de México y a descubrir los misterios de su historia, contamos con paseos peatonales en el Centro Histórico de la CDMX. Más información en: histormex@yahoo.com.mx



Se pone a consideración del lector el ebook Histormex I que  toca los temas:


  1. Introducción a la Historia.
  2. Mesoamérica
  3. La Nueva España
  4. La independencia de México.

Es un ebook que puede ser de utilidad  en la preparación de tareas y exámenes a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de la asignatura de Historia de México, también puede ser un importante auxiliar al docente para la preparación de sus clases.

Haz clic en el botón comprar el ebook en formato pdf tiene un precio de $150 y lo puedes pagar por el seguro sistema de PayPal. Una vez realizado el pago escríbenos a histormex@yahoo.com.mx  y te enviaremos el ebook a la cuenta de correo electrónico que nos indiques.




Los ebooks ayudan a conservar el medio ambiente al a no emplear papel, ni tinta ayúdanos a conservar la ecología. Compra ebooks.

Gracias por tu preferencia