martes, 23 de junio de 2015

Emiliano Zapata y la Revolución Mexicana

El hombre a lo largo de su historia ha sentido un especial amor por su tierra, que le da vida, sustento e identidad. Durante el siglo XIX una serie de leyes liberales, impulsaron en México, el modelo capitalista y trataron de terminar con la propiedad comunal de la tierra y la organización laboral basada en la reciprocidad que se venía fomentando desde la época prehispánica y colonial.
Los terratenientes liberales despojaron a los pueblos de sus tierras, se constituyeron latifundios y aunque hubo intentos por frenar esta situación no fueron suficientes. Los indígenas tomaron las armas y se rebelaron en Yucatán, Nayarit, Sonora, la Sierra Gorda, figurando líderes como Manuel Lozada, Tomás Mejía, Cajeme y Tetabiate.

El inicio de la Revolución Mexicana y el Zapatismo

El siglo XX inició con la idea de la revolución, Francisco I. Madero pensaba en que la política sería la solución a los problemas de México. Sin embargo, otros hombres, entre ellos Emiliano Zapata, creían que la solución se encontraría en una distribución justa de la tierra.
Al principio Zapata, Pablo Torres Burgos, Gabriel Tepepa y Ambrosio Figueroa se unieron en el sur al movimiento revolucionario. Poco a poco emergió la figura de Zapata como el líder indiscutible del movimiento y sus acciones fueron claves, en especial la toma de Cuautla, el 19 de mayo de 1911, que fue uno de los golpes mortales al porfiriato.

La división entre Zapata y Madero

Parecía que México entraría rápidamente en la paz y el progreso, sin embargo, los Tratados de Ciudad Juárez, fueron un grave error, que provocó que se instalara en el poder el Neoporfirismo, encabezado por Francisco León de la Barra, quien no escatimó recursos para enfrentar a Zapata con Madero. Envió a Morelos a Victoriano Huerta, quien junto con Juvencio Robles fueron implacables con los pueblos.
El Apóstol de la democracia llegó a la presidencia por el voto mayoritario del pueblo a finales de 1911. Sin embargo, la división con las fuerzas surianas se agravó tanto, que Emiliano decidió desconocer su gobierno y lanzar el plan de Ayala del 25 de noviembre de 1911. Desde entonces Zapata se propuso defender sus ideas hasta vencer o morir. Al principio se reconoció como jefe del movimiento a Pascual Orozco, que había jugado un papel clave en la caída del antiguo régimen. Por la decena trágica, Huerta ascendió la poder, matando a Francisco I Madero. Zapata se mantuvo firme a su proyecto y no aceptó aliarse con el nuevo gobierno.

El clímax del zapatismo

Después se decidió que Zapata siguiera dirigiendo el movimiento sureño, que se enriqueció con las ideas anarquistas de personajes como Antonio Díaz Soto y Gama. Huerta cayó por el avance de los Constitucionalistas y dejó en la presidencia a Francisco S. Carvajal, pero el embate revolucionario era imparable y se firmaron los tratados de Teoloyucan, el 13 de agosto de 1914.
Venustiano Carranza convocó a una convención, que produjo la escisión definitiva entre los revolucionarios. El momento cúspide del zapatismo se dio durante la guerra de facciones. Francisco Villa y Emiliano Zapata, los dos líderes más apreciados por el pueblo aceptaban el pacto de Xochimilco en diciembre de 1914, para enfrentarse a los constitucionalistas de Venustiano Carranza. Sin embargo, una lección no aprendida provocó la derrota de los convencionistas, la falta de unión real en el aspecto militar y el que Villa hubiera enfrentado a Obregón en Celaya, canceló definitivamente la oportunidad de un proyecto alternativo popular. Las ideas zapatovillistas se quedaron plasmadas en el Programa de las Reformas políticas sociales de la revolución promulgado en Jojutla, el 18 de abril de 1916, que servirían de la base a la Constitución de 1917.

El fin del zapatismo

Desde 1916 Zapata vio mermada sus fuerzas, su movimiento tuvo que seguir la guerra de guerrillas, hasta que fue traicionado por Jesús Guajardo, quien fingió unirse a su causa. El 10 de abril de 1919 al entrar a la hacienda de Chinameca fue asesinado el general Zapata, el autor intelectual había sido Venustiano Carranza.
Zapata sigue vivo en los corazones de los campesino e indígenas del país, porque quiso rescatar el México profundo, que sigue esperando resurgir como proyecto de nación.

Síguenos en Twitter: @histormex

Se pone a consideración del lector el ebook Histormex I que  toca los temas:

  1. Introducción a la Historia.
  2. Mesoamérica
  3. La Nueva España
  4. La independencia de México.

Es un ebook que puede ser de utilidad  en la preparación de tareas y exámenes a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de la asignatura de Historia de México, también puede ser un importante auxiliar al docente para la preparación de sus clases.

Haz clic en el botón comprar el ebook en formato pdf tiene un precio de $150 y lo puedes pagar por el seguro sistema de PayPal. Una vez realizado el pago escríbenos a histormex@yahoo.com.mx  y te enviaremos el ebook a la cuenta de correo electrónico que nos indiques.



Los ebooks ayudan a conservar el medio ambiente al a no emplear papel, ni tinta ayúdanos a conservar la ecología. Compra ebooks.

Gracias por tu preferencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario