martes, 15 de marzo de 2016

Estado de México, historia siglo XIX

Lic. en etnohistoria y especialista en historia de México siglo XIX

El siglo XIX resulta clave para el Estado de México, porque en él se dio fin al periodo novohispano, se alcanzó la independencia nacional, gracias a las acciones de don Agustín de Iturbide, quien constituyó el Imperio Mexicano y posteriormente se creó la república federal, que dio pasó a la erección de las entidades entre ellas: el Estado de México.
El Estado de México jugó un papel importante en la lucha por la independencia, en la región poniente donde se efectuó la batalla del Monte de las Cruces encabezada por Hidalgo, después se hizo sentir la presencia de Ignacio López Rayón; después Morelos estableció algún tiempo la Suprema Junta Gubernativa en Sultepec y fue fusilado en Ecatepec. Otros personajes importantes de esta etapa fueron Pedro Ascencio Alquisiras, en Tlatlaya y Sultepec además de Francisco Osornio en la región de Otumba y Texcoco.

Erección del Estado de México

Al lograrse la independencia se mantuvo el orden territorial y político que había existido a finales de la Nueva España. Al declinar Agustín de Iturbide como emperador, se buscó una forma diferente de organizar a la nueva nación y escogió como forma de gobierno la república federal, para lo cual se levantó un acta constitutiva de la federación. La erección del Estado de México fue el 31 de enero de 1824 y el 2 de marzo del mismo año el Congreso Constituyente cumplió con la formalidad requerida. El primer gobernador fue don Melchor Múzquiz y la capital fue la ciudad de México, desde 1824 hasta el año de 1826.
La república federal exigía la creación de un Distrito Federal donde se pudieran establecer los poderes federales y se escogió a la Ciudad de México para cumplir con esa función, razón por la cual fue segregada del Estado de México, aunque siempre sus relaciones políticas y económicas habían estado relacionadas desde la época prehispánica.

Capitales y constituciones del Estado de México

El Estado de México ha tenido las siguientes capitales: Texcoco, 4 de enero de 1827. Aquí Se promulgó la primera constitución del Estado de México, el 14 de febrero del mismo año. Después San Agustín de las Cuevas, Tlalpam, 2 de junio de 1827. Toluca, desde 1830, aunque en algunas ocasiones se trasladó la capital a: Lerma, 6 de julio de 1833; Ciudad de México, 1835; Sultepec, 1847; Toluca, 1847; Metepec, 1848 y definitivamente Toluca, desde 1848.
En la república federal cada entidad tiene su propia división de poderes: el Ejecutivo representado por el gobernador; el Legislativo, formado por la cámara de diputados y senadores y el Judicial. El Congreso local puede promulgar leyes y la constitución de la entidad. En el caso del Estado de México ha tenido varias constituciones, que se han promulgado en los siguientes años: 1827, 1855, 1861, 1870 y 1917.

Desmembraciones del Estado de México

El Estado de México ha sufrido varias desmembraciones que han dado paso a nuevas entidades: primero se separó Querétaro de la provincia de México en 1823. Luego para crearse el DF, se le quitó la ciudad de México, el 18 de noviembre de 1824, aunque se hizo efectivo dos años después. En 1849 se creó el estado de Guerrero, luego en la dictadura de Santa Anna se hizo la comprensión del Distrito Federal, por lo que 1854, se le quitó al Estado de México: MixcoacTacubayaCoyoacánSan Ángel, Tizapán y Xochimilco. Al año siguiente Tlalpan.

Después de la guerra de los tres años se perdió Calpulalpan en 1863 y en 1874 definitivamente se anexó a Tlaxcala. En 1869 se crearon Hidalgo y Morelos. Muchas de las desmembraciones tuvieron un origen económico, para captar mayores impuestos como fue en el caso de la ampliación del DF u otras por razones políticas, como castigo porque la mayoría de la población de la entidad siempre mostró aprecio por la causa conservadora e imperialista. Aunque también hubo personajes liberales importantes como Nicolás Romero o Mucio Maldonado.

El Porfiriato y el Estado de México

Con el Porfiriato se amalgamaron las corrientes liberales y conservadoras, lo que trajo como consecuencia una paz de más de treinta años, que se reflejó en un desarrollo de la economía. Porfirio Díaz se convirtió en el presidente de las comunicaciones porque introdujo el telégrafo y creó un sistema ferroviario que conectaba a casi todo el país. En el Estado de México se inauguró el ferrocarril México – Toluca; El Mexicano que iba a Veracruz, el Interoceánico que pasaba por la región Chalco y el México- Laredo, que seguía la antigua ruta de la plata, que se transformaría en la ruta del dólar.
En el ambiente intelectual en el siglo XIX destacaron personajes como: el educador Felipe Sánchez Solís; el poeta Juan B. Garza, el músico de Tecamac Felipe Villanueva, el químico Donaciano Morales, entre otros.

Si deseas tomar los cursos online de de Historia de México, haz clic en la imagen:



No hay comentarios:

Publicar un comentario