miércoles, 17 de agosto de 2016

Zonas arqueológicas del Valle de México


Por José Omar Tinajero Morales
Lic. en etonositoria por la ENAH

En la actualidad, el turismo ya no sólo se concentra en las playas, sino que las grandes ciudades están jugando un papel importante como atracción de visitantes. El turismo cultural urbano es uno de los que más se han desarrollado en los últimos tiempos, en primer lugar por la riqueza histórico-patrimonial con que cuentan las urbes y en segundo término, por la infraestructura y planta especializada que se concentra en estos lugares.
La Zona Metropolitana de la Ciudad de México de México formada por 58 municipios de tres entidades del país, cuenta con varias zonas arqueológicas que valen la pena recorrer para conocer el devenir de las culturas centrales de Mesoamérica.

Zonas arqueológicas del Poniente del Valle de México

El Poniente del Valle de México, en el actual municipio de Naucalpan de Juárez se desarrolló Tlatilco, palabra náhuatl que significa: “en el cerro o montículo”. La cultura Tlatilca floreció en el entronque de los ríos los Cuartos, Hondo y Totolica. Se ha situado cronológicamente el sitio para el período llamado preclásico o formativo. En la actualidad existe un museo, en sus salas se ven las famosas Mujeres Bonitas, junto con vasijas zoomorfas, fitomorfas, collares y máscaras. La más famosa de las piezas es una joven bicéfala, que simboliza la fertilidad de la mujer y de la tierra.
En el mismo municipio, pero correspondiente al posclásico son las zonas arqueológicas del Conde, que conserva una estructura rectangular; Cerro de Moctezuma, que tenía la función de observatorio y Villa Alpina, que era un adoratorio de las deidades del agua Tláloc y Chalchiutlicue.
En Tlalnepantla de Baz se ubica Tenayuca sitio dedicado a la adoración del sol y la tierra, que eran simbolizados por las serpientes, como se muestra alrededor de su construcción con un cinturón formado por varias serpientes, llamado coatepantli. Para los nahuas este reptil, tenía un profundo simbolismo, simplemente dos de sus dioses más importantes lo presentaban como elemento iconográfico distintivo: Quetzalcóatl y Coatlicue.
Rodeando el cerro del Tenayo, se llega a la unidad habitacional Izcalli Pirámide II, en donde se conservan restos de unos montículos que al parecer pudieron ser casas. Esta construcción le da cierto parecido a la zona arqueológica de Los Melones en Texcoco.
En Santa Cecilia Acatitlan hay un teocalli que muestra varias similitudes arquitectónicas con el templo Mayor de México y el de Texcoco donde existieron dos teocallis, el primero estaba dedicado a Huitzilopochtli y el segundo a Tláloc.

Zonas arqueológicas de la Ciudad de México

Cuicuilco correspondiente al preclásico se caracteriza por su pirámide circular, testimonio de su importancia religiosa. El conjunto urbano desapareció por la explosión del volcán Xitle.
Durante mucho tiempo no se supo donde estaba exactamente el Templo Mayor hasta que fue encontrado accidentalmente el 21 de febrero de 1978. Dedicado a Huitzilopchtli, dios de la guerra y a Tláloc, dios del agua y por lo tanto vinculado con la agricultura. Tenochtitlan fundada en 1325 y destruida en 1521, por lo conquistadores españoles. Sus deidades Huiztilopchtli, Coatlicue y la Coyolxauhqui, representan el mito de cosmogónico de Coatepec. Existe un museo con esculturas y maquetas.
En el año de 1337 un grupo mexica inconforme se separó y se asentó en Tlatelolco ubicado entre el lago y los carrizales, en una terraza (tlatelli) o un xaltilolli, punto “arenoso”. El señorío se mantuvo independiente hasta1473 cuando se enfrentaron Axayacatl gobernante de los mexicas y Moquihuix por parte de los Tlatelolcas, quien es derrotado, quedando subordinado el pueblo tlatelolca. La zona arqueológica forma parte de la Plaza de las Tres Culturas.
El sitio arqueológico del Cerro de la Estrella, en Iztapalapa aún conserva parte de la estructura original del teocalli donde se realizaba la ceremonia del fuego nuevo, se han hallado numerosas cuevas
En San Pedro de los Pinos, a principios del siglo XX se encontró el templo de Mixcoatl, dios de la caza. El monumento mide 7 mt. de altura cubriendo una base aproximada de 100 mts. por lado, se ubica a un costado del Periférico.

Zonas arqueológicas del Oriente del Estado de México

La zona arqueológica de Teotihuacán ha sido considerada patrimonio cultural de la humanidad. Fue uno de los centros religiosos y comerciales más importantes del clásico. La mitología consideraba que aquí se había creado el sol y la luna.
Anteriores a la fundación de Texcoco se construyeron Huexotla, con su muralla y Coatlinchan de donde era el dios Tláloc que hoy se observa afuera del Museo de Nacional de Antropología. En Texcoco se ubican Los Melones, que se considera serían los palacios de Nezahualcoyotl, quien también construyo un sistema hidráulico que todavía admira a la gente en el cerro de Texcotzingo.
Otros sitios arqueológicos se encuentran en Los Pochotes, Chimalhuacan; Tlapacoya, Acozac y Tlapizahuac en Ixtapaluca, Xico en Valle de Chalco; Los Reyes, La Paz y Tepetlaoxtoc.

Te invitamos a tomar el fabuloso curso de estrategias y métodos de aprendizaje:


Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario