lunes, 19 de octubre de 2015

La intervención francesa en México

Por José Omar Tinajero Morales

Durante el siglo XIX, México jugó un papel clave en la economía mundial, por su ubicación geográfica estratégica y sus riquezas naturales. Estados Unidos de América deseaba confirmar su posición dominante en el continente haciendo valer la doctrina Monroe. Mientras que las fuerzas europeas deseaban limitar el avance norteamericano, para lo cual la mejor opción era que México, sirviera de dique.
Después de la Guerra de los Tres Años (1857 – 1860), Benito Juárez logró que la Constitución de 1857 y las Leyes de Reforma tuvieran vigencia en todo el país, sin embargo, los conservadores no se habían dado por vencidos y seguían con una guerra de guerrillas, que les propició varios triunfos junto con la ejecución de liberales como Melchor Ocampo, Santos Degollado y Leandro Valle.

Causas de la intervención francesa

En 1861 Juárez para reactivar la economía nacional paralizada por los años de guerra decidió declarar la moratoria por concepto de pago de deuda externa, lo que provocó la indignación de España, Inglaterra y Francia, quienes firmaron el Tratado de Londres, acordando invadir México. Los barcos extranjero empezaron a llegaron al país en enero de 1862. Manuel Doblado logró llegar unos preliminares del Convenio de la Soledad, pero pronto los representantes de España e Inglaterra se dieron cuenta de los verdaderos intereses de Francia, lo cual se confirmó con la llegada de más embarcaciones de esta nación y de Juan Nepomuceno Almonte.
El nueve de abril se iban los barcos ingleses y españoles quedando sólo los franceses, quienes recibieron órdenes de invadir México. Los conservadores inicialmente se mantuvieron neutrales, pero al ver que por un lado, eran atacados por las fuerzas de Juárez y por el otro, que Juan Nepomuceno Almonte planteaba que se lucharía contra el gobierno liberal para sustituirlo por uno estable y que estuviera acorde a la ideología de la mayoría de los mexicanos, optaron por unirse las fuerzas de Leonardo Márquez y Tomás Mejía, entre otros.

Primera fase de la intervención francesa

La Batalla del cinco de mayo de 1862 en Puebla, encabezada por los generales Ignacio Zaragoza y Lorencez, dio por resultado el triunfo de las fuerzas mexicano liberales contra las francomexicanas. Casi a punto de perder  el ejército nacional, fue impulsado por  la figura del joven Porfirio Díaz  para lograr la victoria.

 Napoleón III se quedó impactado de la noticia de que el ejército más poderosos del mundo había perdido. De manera que tuvieron que replantear estrategias por lo que fue sustituido Lorencez por el general Forey y en marzo del siguiente año se volvieron a enfrentar en Puebla.
Zaragoza había muerto de tifoidea había tomado su lugar Jesús González Ortega, zacatecano de gran valentía. Estos combates muestran la importancia estratégica que tenía la ciudad de Puebla desde el punto de vista geográfico militar, para poder acceder a la ciudad de México y alcanzar el control político.

Segunda fase el triunfo de la intervención francesa

Juárez le había permitido regresar del exilio al general Ignacio Comonfort quien jugó un papel clave en la lucha contra los franceses, llegó a la ciudad de México; posteriormente se dirigió rumbo a Puebla, sin embargo, fue vencido en la batalla de San Lorenzo, Tlaxcala el 8 de mayo de 1863. En la ciudad Angelopolitana ya sin esperanzas de triunfo, González Ortega decidió licenciar la tropa el 17 de mayo del mismo año, pocos días después Juárez salió de la ciudad de México rumbo a San Luis Potosí, iniciando un gobierno itinerante en varias ciudades norteñas.
El Ejército francomexicano entraba triunfante a la capital el 10 de junio, se estableció una junta gubernativa, una asamblea de notables y el poder ejecutivo quedó conformado por una regencia, en la que estuvieron Juan Nepomuceno Almonte, el arzobispo de México, Pelagio Antonio de Labastida y el general Mariano Salas.
El que muchos mexicanos hubieran apoyado a la fuerzas francesas se explica por el descontento que había traído la república y las ideas liberales, que iban en contra de la ideología de las mayorías. De hecho la imposición de la república había generado divisionismo, deuda externa, pérdida de más de la mitad de territorio, guerras civiles, inestabilidad económica y política.

Se  ha criticado mucho al hijo de Morelos: Juan Nepomuceno Almonte, por pedir el apoyo francés; sin embargo, era una estrategia  similar a la que había realizado su padre cuando mandó a la familia Fagoaga a Londres, para pedir el apoyo de los ingleses y otros europeos, lo cual se logró con la expedición de Francisco Xavier Mina.

Parecía en ese momento que la única opción viable de rescatar al país era un gobierno monárquico, encabezado por un noble europeo, Maximiliano de Habsburgo  lo que se vislumbraba como la mejor opción.

Síguenos en Twitter: @histormex

Se pone a consideración del lector el ebook Histormex I que  toca los temas:

  1. Introducción a la Historia.
  2. Mesoamérica
  3. La Nueva España
  4. La independencia de México.

Es un ebook que puede ser de utilidad  en la preparación de tareas y exámenes a los estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria de la asignatura de Historia de México, también puede ser un importante auxiliar al docente para la preparación de sus clases.

Haz clic en el botón comprar el ebook en formato pdf tiene un precio de $150 y lo puedes pagar por el seguro sistema de PayPal. Una vez realizado el pago escríbenos a histormex@yahoo.com.mx  y te enviaremos el ebook a la cuenta de correo electrónico que nos indiques.



Los ebooks ayudan a conservar el medio ambiente al a no emplear papel, ni tinta ayúdanos a conservar la ecología. Compra ebooks.

Gracias por tu preferencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario